/ Emprendimiento

El solo leer la oración del titulo ya te hace pensar que es algo imposible. Poder tener un equilibrio entre las dos cosas parece una tarea que nadie puede conseguir. Pero la realidad es otra. De hecho los grandes empresarios lo hacen. Estos son algunos de los tips que comparten para lograr una vida social y profesional estable:

1) Agenda tu día

Puedes crear una lista de pendientes para el día siguiente la noche antes de dormir. Esto ayudara a que te mentalices y tengas una agenda a cumplir para el día siguiente. Puedes agendar tanto compromisos de trabajo, como personales. No olvides medir tu capacidad, ya que aunque puedas tener muchos pendientes, debes elegir cuales son más importantes y dejar los demás para otro día.

2) Se mas abierto con tu familia y amigos

A veces queremos reservarnos todo para nosotros y olvidamos decirlo a nuestros seres queridos. Si estas en un proyecto de emprendimiento y este necesita de la mayor parte de tu tiempo, explicalo a tus amigos y familiares, para que ellos también estén al tanto y no crean que no estas con ellos porque no quieres. Puedes compartir, si es posible, tus pendientes o fechas clave con ellos, para que lo tomen en cuenta.

3) Haz un plan de acción ante contingencias

Ya sea una emergencia en el trabajo, una cita de negocios imprevista o un asunto familiar que surge de pronto, puede romper por completo con tu agenda. Por eso es importante tener un plan para esas emergencias. Esto te ayuda a dos cosas: a) No entraras en pánico al momento en que esto pase, si no mas bien, pensaras con la cabeza fría y tomar una decisión oportuna y b) Si es un asunto familiar, no quedes como una persona sin corazón por no poder estar con ellos por elegir estar en el trabajo. Así quedaras como un campeón y no verán como un problema el que sigas trabajando en tu proyecto.

4) Descansa suficiente

No sacrifiques tu descanso por nada. Si no descansas lo suficiente puede afectar tu forma de ver las cosas, ademas de que no estarás concentrado, por lo que te sentirás con mas estrés y tampoco podrás rendir como lo deseas. El tiempo recomendado son 8 horas, sin embargo puede ser menor aunque no deberías bajarlo a menos de 6 horas diarias. No cuenta si lo haces por pausas. Hazlo de forma continua.

5) ¡No te rindas!

Es difícil, lo sabemos, pero no por eso es imposible. Seguro ya vas por muy buen camino. No te des por vencido y sigue luchando. Mas tarde que temprano conseguirás tus metas. Así que ¡No te rindas!

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*